• El Sueño del Maestro

Recordando a Luis Uribe Bueno


En esta fotografía se encuentra en medio de Juancho Vargas y Frank Cortés, es un fragmento de la foto oficial de la Orquesta Sonolux publicada en el reverso de la carátula de uno de sus discos a principio de la década del sesenta, la mayoría de músicos están vestidos de blanco, él lleva uno negro que lo destaca como director y fundador de la histórica agrupación.


Todos los campos de la música fueron aprovechados por él en favor de los sonidos colombianos: composición, interpretación, producción fonográfica, gestión cultural, enseñanza y difusión; mejor dicho, el maestro Luis Uribe Bueno fue determinante para la historia de la música en Colombia.


Perteneció a la Orquesta de Alex Tovar y fue contrabajista de Lucho Bermúdez y Pacho Galán, se desempeñó como director artístico y musical de la empresa de discos Sonolux, desde allí promovió cientos de artistas de todas las regiones del país y formó la Estudiantina y la Orquesta Sonolux, agrupaciones con las que impulsó nuestros ritmos del interior y del Caribe, respectivamente.


Precisamente en esa casa disquera, prensó el disco de larga duración "Colombia en Mí" que contiene obras en ritmos colombianos con arreglos orquestales, entre ellos, algunos bailables, como el famoso merecumbé Cosita Linda, grabado con sus arreglos y dirección.



Según el maestro Juancho Vargas, quien hizo parte de esta producción, la grabación se realizó en los estudios de la RCA Víctor en México. Disco Rayao es un torbellino de una excepcional dinámica, compuesto por Uribe Bueno que hace parte de este histórico disco.



Sobre su creación, dice el maestro Álvaro Rojas que tenía un sello particular de componer y de arreglar, "nos maltrataba como músicos, en el buen sentido de la palabra, con unos pasajes muy complejos para interpretar, nosotros teníamos buena capacidad técnica e instrumental y resolvíamos la situación, pero eso no significaba que no fueran pasajes agresivos para nosotros, aunque salieran bonitos".


A Luis Uribe Bueno se le debe que cada municipio de Antioquia tenga hoy un proceso formativo musical, pues implementó programas de fortalecimiento de las casas de cultura en todo el departamento.


Según un texto biográfico, “le gustaba hablar con los más jóvenes y los motivaba a seguir sus proyectos”; aunque ya no está para contarle lo que hacemos, queremos recordarlo, celebrar su existencia y agradecer su obra que nos permite seguir conectándonos con nuestro país y su gente a través del lenguaje de la música.

39 vistas0 comentarios